Instituto de Medicina de Montaña y del Deporte 

Fruta deshidratada

Algunos deportistas dependen de los aportes de glucosa durante el ejercicio prolongado a intensidades medias, en la altitud o en competición. Nosotros apostamos por las opciones naturales, están ricas, pesan poco y aportan energía instantánea.

Como regla general, debemos recordar que siempre que consumimos un alimento que no contiene agua, debemos aportarla bebiendo abundantemente para no aumentar la osmolaridad de nuestro contenido gástrico.

Existen multitud de formas comerciales de frutas desecadas; si no tenéis tiempo para desecaros  vosotros mismos fruta seleccionada (os animamos a que elijáis fruta ecológica para desecar, libre de tóxicos y otros elementos), intentad elegir aquellas formas comerciales que no contengan ningún tipo de aditivo o conservante en su formulación.

 

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: variable

Ingredientes: ¡Cualquier fruta!

- Plátano

-Manzana

-Pera

-Albaricoque

- Frambuesas

- Piña

-Kiwi

-Arándano rojo

-...

 

Tradicionalmente, la fruta se ha secado al sol. En caso de que sea verano y dispongas de un lugar adecuado, nos parece una forma correcta y respetuosa con el medio ambiente, siempre y cuando sigas unas directrices de higiene básicas:

- La fruta debe estar protegida mediante una malla de posibles visitantes indeseables, como insectos.

- Preferimos no exponer la fruta directamente a los rayos del sol, desecamos a la sombra en un lugar aireado.

- Puedes colocarla encima de una rejilla o "cosida" con un hilo y colgada. Lo ideal es que el viento pueda pasar a su través y hacer circular el aire caliente. La temperatura ambiental ideal es por encima de los 29 grados.

- Deberás retirar las partes dañadas o golpeadas de las frutas y las pepitas.

 

Ten en cuenta que la fruta deshidratada reduce considerablemente su tamaño, por lo que puedes cortarla a trozos moderadamente grandes. Cuanto más grande sea el trozo, más tardará en secarse.

Otra opción es secar la fruta al horno o en un deshidratador diseñado específicamente para ello. En caso de usar el horno, lo ideal son temperaturas bajas, por debajo de los 120 grados y tiempos prolongados de secado (2-4 horas). Si tienes opción de ventilador, secará a más velocidad.

 

Una vez las frutas han perdido toda el agua, puedes almacenarlas en un tarro hermético protegido de la luz.

Please publish modules in offcanvas position.